SOA en el ANSES

Opinion3La tecnología siempre se ha caracterizado por ser una gran generadora de quimeras y nuevos paradigmas. El desafío es hacer de las promesas realidades tangibles que permitan generar valor en las organizaciones.“Para el 2008, SOA será una práctica dominante de ingeniería de software, terminando con 40 años de dominio de la arquitectura de software monolítica (probabilidad 0.7 )”. SOA no requiere Web services pero estos están basados en estándares aceptados y llevarán a SOA a ser uno de los escenarios principales. Para el 2008 SOA y Web services serán implementados en conjunto en más del 75 % de los nuevos proyectos de SOA o Web services (probabilidad 0.7)”. Gartner Group.

La tecnología siempre se ha caracterizado por ser una gran generadora de quimeras y nuevos paradigmas. Es la esencia intrínseca del desarrollo y la innovación. El desafío es hacer de las promesas realidades tangibles que permitan generar valor en las organizaciones.
Sin dudas el concepto del SOA contiene esa promesa de beneficios y atributos que puestos en el contexto de realidades pueden aportar valor a la gestión TIC. Para ello es necesario avanzar en un camino de compromiso, en principio, de parte de los grandes vendors globales de tecnología, en términos de estándares y ciertas definiciones que permitan separar la paja del trigo. Esto es vital en el caso de SOA, concepto que se ha convertido en “material de marketing”, como muchos de los paradigmas que el avance tecnológico debe impulsar cíclicamente para reinventarse y evolucionar.
Tal como se presenta, el patrón de arquitectura SOA aún está en proceso de evangelización, en instancias de promesa, y requiere una nueva forma de pensar los sistemas que impacta en todos los roles: arquitectos, diseñadores, implementadotes, etc.
SOA no es una fórmula mágica. Saborear sus beneficios significa afrontar el desafío y el esfuerzo que requiere su proceso de implementación. Los vendors deben asegurar plataformas que aporten:
Flexibilidad. La interoperabilidad es la clave de esta faceta de la arquitectura SOA. Los conceptos de interoperabilidad deben brindar facilidades para acercar la información al usuario. La integración de tecnologías y sistemas debe permitir redefinir conceptos, para agilizar el trabajo que se desarrolla en la organización, aportar claridad en los indicadores de gestión y anticipar respuestas a los problemas que se presentan en la tarea cotidiana.
Seguridad. Es un tema esencial para este tipo de arquitectura. Deben aplicarse métodos y criterios de autenticación y acceso que garanticen la seguridad de los datos y las transacciones.
Neutralidad. Tratándose de un estándar, debe garantizar implementación en ambientes heterogéneos por la vía de interfaces de acceso neutro dentro de las especificaciones del World Wide Web Consortium, en las distintas modelizaciones definidas para el intercambio de datos entre aplicaciones.
Independencia. En casos como el de grandes organismos públicos como ANSES, SOA es un óptimo camino para evitar la dependencia con un solo proveedor de software, y garantiza la libertad de elegir la plataforma que más se adecua a sus costos y necesidades.
Es por esto que en Anses hemos tomado un compromiso con SOA, tal como está planteado en el Plan Estratégico de Sistemas 2006-2010, preparándonos para que, una vez cumplido el pasaje de las promesas a la realidad, esta nueva arquitectura y todos los recursos humanos y tecnológicos asociados a ella, nos permitan dar respuesta a nuevas necesidades de prestaciones y servicios; reducción del costo de desarrollo de TI; capacidad de integrar a usuarios internos y externos; capacidad de generar nuevos modelos de servicios y prestaciones; alinear objetivos de TI a objetivos de las organizaciones y reutilización del código de programación existente, entre otros beneficios.
*Gerente de Sistemas y Telecomunicaciones de ANSES..

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *